viernes, 8 de agosto de 2008

De cháchara con el "Comandante"

En 2003, Oliver Stone, decidido a que lo electrocutaran de vuelta a casa, cogió las maletas y se fue de puente a Cuba para entrevistar a Fidel Castro. El resultado, 30 horas de grabación, reducidas (gracias a Dios) a una hora y media en "Comandante", y que recogen tres días de entrevista al dictador isleño.

Las charlas repasan acontecimientos pasados, cuestiones sobre el sistema cubano, y impresiones generales de Castro. Durante estas conversaciones, la cámara se hace en ocasiones incómoda y el montaje es a veces algo acelerado, aunque hay también momentos para unos planos largos que se agradecen. Las imágenes de archivo, sin aportar un exceso de información nueva, cumplen con su cometido de ilustrarnos sobre lo que se está hablando, o mostrar algún momento peculiar, haciendo más ameno el visionado. Mientras tanto, Stone deja hablar, en general (¿o en comandante?), a Castro, aunque se mantiene chupando cámara, y poniéndole el brazo detrás cuando van en coche (!).

"¿Me dirá algo si le toco el culete de refilón?"

Escuchar a Fidel Castro es, cuanto menos, interesante, ya que, guste o no, es un personaje clave de la historia contemporánea, y testigo vivo de muchos acontecimientos del último siglo. Es sorprendente, además, la lucidez y capacidad de persuasión que muestra a pesar de su edad. Todos sabemos que Castro no es ningún angelito, pero es instructivo descubrir muchos puntos de vista interesantes e incluso en ocasiones admirables, cosa que nos hace ver cómo la realidad cambia según el prisma a través del cual la miremos, tal vez la mayor reflexión que se puede extraer de la cinta.

Es una lástima que el sistema cubano, un grano en el culo para el mundo capitalista (especialmente para sus vecinos del norte), se aguante con una dictadura y presente aspectos bastante mejorables. Un comunismo que, más que probablemente, se vendrá progresivamente abajo durante los próximos años, teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad competitiva e individualista que no está preparada para esa ideología. Como documento histórico, nos quedará el filme de Stone (que para librarse de la silla eléctrica, rodó posteriormente "World Trade Center").

Mi nota: 8

Lo mejor: Tener la ocasión de escuchar a Fidel Castro de primera mano.
Lo peor: No poder profundizar más en algunos puntos (incluidos los más escabrosos).
La secuencia: Castro conversando mientras se toma un chocolate en el bar.

3 comentarios:

Julia dijo...

Dimarts, arrel de que em vas dir que havies vist aquesta peli, ja va sorgir una llarga conversa (i interessant) sobre comunisme i capitalisme, tot i que jo no entenc gaire de cap de les dues ideologies. Bé, suposo que entendré més del capitalisme, ja que hi visc en un i tot entorn que conec també.
Pero vaja, encara que de vegades no vinguin de gust, és força enriquidor (qué pedante suena esto de "enriquidor") veure de tant en tant una peli que et fa reflexionar de veritat i que dóna peu a converses i discussions al voltant.

Julia dijo...

Per cert, que he votat sobre la peli d'agost.
I, com el vot ja no és secret, pq els dos únics vots que hi ha són per Batman, justificaré la meva decisió amb el revolt, expectació i supersticions que ha suscitat la peli abans fins i tot d'estrenar-se.
La setmana que ve comprovarem si tots els comentaris són amb un fundament darrere.

Tharkun dijo...

Sí, realment la pel·lícula pot suscitar debat (un altre dia el podem continuar), i això la fa més interessant encara. Si sents un mínim d'interès pel protagonista, no és un film que costi gaire de posar-se a veure.

Sobre 'il cavaliere', es podria obrir fins i tot el debat sobre si és la peli de l'any sencer (cosa força factible). És cert que ha aixecat molta expectació, sobretot per la mort del pobre Ledger, però a banda d'això, l'entrega precedent, les imatges que s'han pogut veure d'aquesta i les crítiques que s'han publicat fins ara prometen molt!

Moltes gràcies per la teva intensa participació! Espero visites freqüents de la teva part.